- Jorge Luis Borges -


"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única"

CLICKEÁ

Seguidores

31.5.10

Twenty

20 señales de estar entrando a la segunda década:
  • Cuando pensás en 1997, 98, lo considerás la mejor época del mundo (sobre todo porque en esos años daban las mejores temporadas de tus series favoritas: Cebollitas, Chiquititas, Verano, etc.)
  • Los yummis son algo lejano, pero todavía sentís el gustito cuando pensás en ellos.
  • Sabés perfectamente qué es una Pokébola, pero no podés entender qué es Ben10.
  • Si alguien nos hizo bailar a todos, desde bien chiquitos, esa es Xuxa.
  • Te acordás del helado en forma de autito, blanco y rosa.
  • Llenar el álbum de figuritas era EL logro de tu vida (y sí, siempre venían todas repetidas).
  • Reina Reech te parece un símbolo de tu infancia, no una mina que oficia de jurado en un programa de baile.
  • Intercambiar tazos con tus compañeros del cole era la mejor forma de pasar los recreos.
  • Nunca sos lo suficientemente grande para dejar de amar a Arnold.
  • Odiabas cuando alguno de los varones sacaba su moco que venía con las papas fritas para molestar a las chicas.
  • Tinenti, payana, nunca supiste hacerlo del todo bien. Y ni hablemos del diabolo bronco.
  • ¿Quién no quiso jugar con Hugo?
  • No podés entender qué le pasó en la cara a Romina Yan. Si hace unos años estaba divina, cantando Corazón con agujeritos.
  • Las mallas enteras eran LA posta, no sabés cómo después del 2000 desaparecieron.
  • Tu primer contacto con la vida cibernética fue un hotmail con un user de 20 letras y 38 números y un ICQ con nicks que ahora serían totalmente vergonzosos.
  • La mejor manera de pasar un sábado era viendo maratones de El fantasma escritor, Cuentos de la Cripta o Le temes a la oscuridad.
  • Aunque sea patético decirlo, TODOS vimos algún programa de Caramelito.
  • Qué geniales eran los vale otro en los Torpedo.
  • Los juegos en la computadora del Autobús Mágico te entretenían por horas.
  • Odiabas levantarte temprano para ir al colegio. Pero hoy, no demasiados años después, te das cuenta de lo genial que era que esa sea una de tus únicas preocupaciones.
22.5.10

Amigas

A veces, lo mejor que te puede pasar es volver a tener una de esas charlas eternas y sin mucho sentido con dos de tus mejores amigas en el mundo. Ellas entienden todo, no necesitás excusarte demasiado para decir algo incómodo y, sobre todo, se ríen y lloran con vos en cualquier situación.


Flor, La, las extrañaba! Las quiero tanto!
17.5.10

Cuestión de tiempo


Pasado: Ya sucedió. Te hace madurar y aprender de los errores. Sirve para tenerlo siempre presente, y recordarnos (por más doloroso que haya sido), que el tiempo no transcurre en vano y que siempre se puede cambiar.

Futuro: Te da ansias. Te pone a pensar en todas las cosas que podrían suceder, aquellas con las que soñás y a las cuales querés llegar. Pero también aterra. Da miedo sentir que la vida puede cambiar, sin embargo, sabés que es inevitable y que es parte de crecer.


Presente: el único tiempo que manejás. Relajate, saltá, gritá, decí lo que sentís, seguí tu intuición, deja que te quieran (y permitite querer), date tiempo para pensar, nunca dejes de hacer lo que te gusta, pero por sobre todas las cosas: VIVÍ.
11.5.10

Positiva




Life is not about waiting for the storm to pass, it is about learning how to dance in the rain.


8.5.10

El boliche engaña


¿A quién no le pasó? Despertar al día siguiente y maldecir la hora en que decidiste tomar unas copas de más. Te van a pasar dos cosas: tus amigas se van a encargar de inmortalizar aquella situación para toda la vida; y además, vas a rogar no haberle pasado tu teléfono o tu e-mail.

-Imagen de Maitena-
7.5.10

Heridas

El dolor puede ser físico. Después de una violenta pelea, una caída sin demasiada suerte, o una operación de varios puntos, los calmantes pueden no ser suficientes para paliar o suavizar las molestias. Pero de eso sabemos que siempre, tarde o temprano, se va a salir.
¿Cómo es la cosa cuando las heridas pasan por otro lado? Este lugar que decimos no es físico, no lo encontrás, no le podés poner una curita, una cremita de esas mágicas, ni tomar una pastilla que te alivie un poco. No. Cuando un chico te rompe el corazón, algún amigo desaparece súbitamente de tu vida, sin dejar rastro ni explicación o una fuerte pelea con alguien muy querido hace que esa relación desaparezca, en esos y millones de casos sentimentales más, la herida es más profunda. Llega más adentro, te importa más. Y ahí no hay demasiada solución a corto plazo, más que rodearte de quienes querés y tratar de sacar en limpio todo lo positivo que hay en tu vida. Ya sea relaciones, familia, una linda carrera, todo sirve a la hora de intentar cerrar heridas del corazón.
4.5.10

Él se lo buscó

¿Cómo se identifica a un “poco hombre”? Seguramente alguna vez te habrás cruzado con alguno. La vida tiene la maldita manía de ponerlos en el camino de vez en cuando. Se hacen los lindos. Creen que se las saben todas. Hacen y deshacen a su manera. Piensan que las personas son juguetes. Y, por sobre todas las cosas, desconocen el significado del verbo “querer”. Probablemente porque no se quieran ni a ellos mismos.

Decepcionan, a tal punto que te dan ganas de llorar. Pero no porque sientas algo por ellos. No. Simplemente porque te hacen sentir que no sos nada. Que les da y siempre les diste igual. Yque tienen el poder o la facultad para denigrarte ante cualquiera.

Qué sola debe estar esa persona. Y si todavía no se dio cuenta, seguramente lo descubrirá en un tiempo. Cuando no tenga en quien refugiarse cuando tenga algún problema. Cuando necesite un abrazo verdadero. O cuando necesite que le digan “Te quiero”. No va haber nadie, ese desprecio se va a volver en contra. Ni se te ocurra sentir pena ni remordimientos, porque ese destino fue elegido íntegramente por él. Vos hacé tu vida, de seguro te merecés algo mejor.