- Jorge Luis Borges -


"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única"

CLICKEÁ

Seguidores

30.6.10

Desconcentración

Hay tantas cosas más divertidas que estudiar...

Cómo el sol refleja en el caño de la silla negra del living.
El pajarito que se desespera, porque las rejas del balcón no lo dejan pasar a picotear las plantas.
La sed que tengo! Vamos a inspeccionar la heladera.
Chequear compulsivamente mis mails.
Opa! El otoño pegó fuerte, mirá los árboles qué peladitos.
Qué embole dos días sin partidos del mundial! Vuelvan, chicos, los extraño!
Abrir mi celular y cerrarlo después de varios segundos de observarlo minuciosamente.

Bueno, suficiente. Mañana rindo, chau.

(Sí, lo sé, el post más desprolijo y aburrido de tu vida)
26.6.10

Te liberarás

Busca libertad ¿de qué?, ¿de quién? Si no tiene deudas con nadie. No existen en su prontuario cargos ni culpas. ¿Por qué se siente prisionero? Tal vez, por el recuerdo de un viejo amor que ha terminado hace tiempo. Quizá, tiene temor a estar solo. O, en una de esas, lo acosa la incertidumbre de no saber qué sucederá mañana.
Se encuentra preso del pensamiento. Del suyo. Del de nadie más. Siempre se lamenta por el pasado o por el futuro. ¿Por qué? Si a lo único a lo que está atado es al presente.


Liberate

Go Argentina

Lo que faltaba. Otra loca hablando del Mundial. Pero yo no vengo a criticar a los boludos que se quedan horas mirando partidos de países recónditos que ni conocen. Ni a hablar de cómo los hombres se olvidan de sus chicas durante un mes entero. Ni a indignarme por cómo se relevan otros temas más vitales en los noticieros de todos los canales.
No. Porque a mí el Mundial me gusta. Y mucho.
Sí, soy mujer.
Sí, me copo cada cuatro años (en cuanto a esto, mucha opción no me queda: soy del recién descendido Chaca).
Sí, no entiendo nada de fútbol.
Sí, hablo durante medio partido.
Pero es así, lo disfruto: me divierte preguntar lo que sea, hacerme la que opino, saber los resultados, llenar mi fixture, aprender el waka waka y olvidarme de mis estudios por un rato sólo por ver algún juego que me interese. Además, rescato la alegría que se ve en la calle y la esperanza de la gente. No hablo sólo de los argentinos: la televisión nos muestra cómo todos los países viven el torneo como un evento festivo, pero determinante para sus estados de ánimo (si no, miremos el caso francés, representando la peor cara de la derrota; o el triunfo de Eslovaquia, eliminando al campeón Italia).
Seré careta, pero a mí el Mundial me cabe.




24.6.10

¿Por qué una mujer está sola?

Una pregunta que parece no tener respuesta y se convierte en el tema central de cualquier reunión de chicas. Un enigma que no es fácil descifrar y que pocas se puede llegar a comprender, a internalizar, a interpretar. ¿Por qué una mujer está sola? Es muy relativo y da lugar a una infinidad de respuestas que dependerán de la situación, estilo de vida y forma de ser de cada persona.
Algunas lo quieren así, otras lo aceptan, otras se resignan. Sienten que es difícil encontrar al chico que realmente están esperando y admiten que muchas veces ese estado de soledad es porque ellas realmente lo desean así. Que, en definitiva, están solas porque quieren.

Siempre hay alguna persona que se interesa por otra. El problema está, en que muchas veces, esa atracción no es recíproca.

Caso particular:
A.C siempre se quejaba porque cada vez que decidía entablar una relación con alguien, descubría que no era el indicado. Tuvo varios intentos fallidos: El primer chico la engañaba; el segundo se dio cuenta, un poco tarde, de que no estaba preparado para afrontar la vida en pareja; el siguiente la dejó por su ex; y el último, solamente la quería para “pasar el rato”. Una tarde se puso a pensar en cada uno de ellos y se dio cuenta que de alguna u otra manera, siempre elegía el mismo tipo de hombres.

No se puede decir que el ser humano busca el sufrimiento, nadie quiere estar solo. Pero en algunos casos, inconcientemente, se tiende a seguir una misma línea y es necesario romperla. Quizá, y aunque parezca algo trillado, aquella persona soñada, buscada y deseada está más cerca de lo que se puede imaginar. Por otro lado, no está mal esperar al hombre adecuado, en soledad. Si cada mujer se enganchara con el primero que se interesase por ella, seguramente tendría un largo historial de relaciones. El secreto está en ser atenta, paciente y el día en que se sientan ganas de estar con alguien, no sea por el simple hecho de estar de novio; sino por querer compartir momentos sólo y nada más que con él.
22.6.10

Hoy

Decidir que la etapa se cumplió, que no hay vuelta que darle y que estás satisfecha con lo logrado.
Saber decir basta a tiempo. Elegir lo que creés mejor para tu vida. Poder tomarte el tiempo necesario para digerirlo. Estar sumamente agradecida a quienes te apoyaron incondicionalmente, sin importar el camino que tomases. No sentir culpas.

A veces, y sólo a veces, lo mejor es cortar por lo sano.
21.6.10

Renovados

Bienvenido, bienvenido invierno!




Y con él, un cambio de look.
11.6.10

Pausa

Hace frío. Pequeñas ráfagas de viento pegan en la cara y ya no basta con acomodarse la bufanda o abrazarse a uno mismo en medio de la parada del colectivo, para volver a casa. Así está Buenos Aires, como cualquier jueves a las 19. La Avenida Corrientes plagada de autos de un lado al otro. Veredas repletas de transeúntes con trajes formales y zapatos, y estudiantes con libros y mochilas. Gente que, en definitiva, está de paso esperando llegar a su hogar para que los resguarde del desafortunado clima.

En el medio de la vorágine del centro, se encuentra un señor con gorrito de lana. Está sentado al lado de una librería, pidiendo monedas pero a él no le alcanza con hacerse un bollito para palear las bajas temperaturas. Ni tampoco lo espera una cama calentita al final del día. ¿A alguien le importa cuál es su historia? Parece que a nadie. Los peatones caminan y miran hacia adelante, como si no existieran las personas que tienen al lado. Ya no importa si se trata de una que duerme en la calle, o de algún famoso, de esos que suelen encontrarse por la famosa avenida de los teatros. ¿Y si cada uno se propone escapar de la rutina, aunque sea por cinco minutos, dejar de lado la individualidad que muchas veces caracteriza a los seres humanos y contemplar el lugar que lo rodea?