- Jorge Luis Borges -


"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única"

CLICKEÁ

Seguidores

22.2.10

Diluvia

Qué linda tarde para pensar, pensar y pensar. Momento más que propicio para maquinar sobre todo aquello con lo que no solés especular en medio de la vorágine semanal. Sí, a veces las tardes lluviosas son perfectas para volverte loca.

La televisión no ayuda, tan sólo muestra a una Buenos Aires transformada en Venecia. Hacés zapping y no encontrás ni una sola película decente, y es ahí donde te preguntás para qué existe el cable. La humedad te incomoda y no hay habitación de la casa que te sea agradable para leer un libro. Tan sólo se encuentran tu mente y vos, como pocas veces se pueden conectar, mientras ambas se dejan hipnotizar por el paisaje detrás de la ventana.

Llueve y no se puede detener. Aunque desearas que salga el sol, que siempre te pone de buen humor, parece que la llovizna nunca va a parar. Pero va a cesar. Tal vez mañana, o pasado, veremos qué dirá el pronóstico extendido. Sin embargo, los días grises suelen ser muy provechosos si consideramos que es en esa clase de momentos en los que salen las reflexiones más profundas. Poné a calentar el agua, prendé el equipo de música, agarrá un cuadernito con una lapicera y sacá todo lo que tengas adentro.

2 comentarios:

Eli dijo...

¿Y si en vez de escribir te pinta dibujar?.


Hoy me compré un bloc de 80 hojas lisas y un paquete de Faber Castell de 24 lápices, lo dejé en el trabajo para mañana si está nublado ponerme a pintar algunas pavadas.


Estos días realmente te ponen medio rara. Pero está bueno.



Un abrazo Vi, como ya te dije, tus palabritas son exactas, simples y muy ciertas en todo sentido.

Victoria dijo...

Pintar, escribir, hacer ejercicio, lo que sea para descargar!!! Gracias por el comentario Eli :)